Porque Él No Cambia

#PorqueÉlNoCambia - Sentidos Alterados

Empezó en octubre del año 2013 cuando Daniel, Milton, Jaime y David decidimos reunirnos como ministerio, estuvimos orando alrededor de un año y luego de esto Carlos se nos unió. Hubo un momento en el que nos preguntábamos “¿Dónde está Dios en todo esto? ¿Realmente va a usarnos Dios de nuevo? ¿Por qué a pesar de orar y buscar en su palabra no vemos que algo esté sucediendo?”, pero Dios ya tenía algo preparado para nosotros. Empezamos a recibir invitaciones y a ministrar en varios lugares; y mientras eso sucedía una persona nos dijo que esto que estábamos haciendo no iba a dar ningún fruto. No aceptamos esas palabras y las rechazamos, y luego otra persona nos dijo que nos iban a cerrar puertas en muchos lugares, pero dos días después de recibir esas palabras Dios habló a la vida de Milton y Daniel por medio de alguien (que no sabía lo que nos habían dicho) y esta persona dijo lo siguiente: “Dios no cambia, sus promesas son eternas. Yo no cambio –dice Dios-, si tus sueños estuvieran dependiendo de alguien más que no fuese YO, entonces ten miedo y ten duda, y puedes estar seguro que habrá fracaso o que existe la posibilidad que no se lleven a cabo. Pero si tu sueño, -Dios dice-; tu sueño -otra vez dice Dios-, ¡tu sueño!; si lo que tú quieres, por lo que estás creyendo depende de mí y no de ti; puedes estar seguro que la puerta que se te cerró YO la abriré. Puedes estar seguro que donde te dijeron no YO daré un sí, y donde no has visto provisión YO haré brotar aguas en abundancia a favor tuyo.”

A partir de ese momento Dios nos empezó a abrir puertas en muchos lugares, viajamos fuera de la ciudad y compartimos tiempos de ministración junto a renombrados hombres y mujeres de Dios. A todo lugar donde íbamos, el Espíritu Santo confirmaba por medio de muchas personas que no conocían nuestra historia las palabras de aliento que habíamos recibido.

En esa época Guillen decidió unirse a nosotros y creer en lo que ya Dios estaba haciendo. Durante todo ese tiempo nacieron la mayoría de canciones que hoy tú puedes escuchar en este álbum y con las que le puedes dar alabanza y adoración al único que la merece: nuestro Señor y Salvador Jesucristo. ¡¡¡Él nunca cambia!!!